Los voluntarios y voluntarias no son superhéroes (aunque sí imprescindibles)

El 5 de diciembre es el Día Internacional del Voluntariado para el Desarrollo Económico y Social (Día del Voluntariado para los amigos). Este año en ONGAWA decidimos hacer algunas actividades informativas al respecto, especialmente en la Universidad.

En un primer momento surgió la propuesta de que la imagen central de los materiales y las acciones fuera un superhéroe, como guiño al esfuerzo y el papel clave que juegan los voluntarios y voluntarias para la lucha contra la pobreza y el desarrollo de los países del Sur.

Aunque a priori la idea pudiera parecer buena, finalmente la descartamos. Después de una búsqueda exhaustiva en la base de datos de nuestros más de 300 voluntarios y voluntarias, no dimos con ningún superhéroe, ni ninguna persona con superpoderes:

  • Ninguno de ellos tiene la capacidad de volar, de teletransportarse, ni supervelocidad. Sin embargo, acuden puntualmente a nuestras oficinas y a las actividades que organizan, incluso aquéllos que tienen algún problema de movilidad.
  • Tampoco tienen súper fuerza, pero cada año transportan cientos de cajas, materiales, documentos, exposiciones, mesas informativas,…
  • No tienen poderes mentales o psíquicos, no pueden entrar en la mente de nadie para cambiar sus pensamientos, aunque organizan acciones que sensibilizan y movilizan a la ciudadanía para cambiar la sociedad y hacerla más justa y solidaria.
  • Ni siquiera pueden parar el tiempo, aunque son capaces de encajar en sus apretadas agendas laborales, personales y familiares algunas horas a la semana para colaborar en sus respectivos grupos.

Todas personas de carne y hueso. Ni rastro de superpoderes. Ni falta que hacen. Sus conocimientos (humanos), sus habilidades (humanas), sus capacidades (humanas), su motivación (humana), sus propuestas (humanas),… y, por qué no, también sus críticas (humanas) son clave para que cada día una organización como ONGAWA avance para llevar a cabo su misión -poner la tecnología al servicio del desarrollo humano- y para demostrar que acabar contra la pobreza no es una historia de cómic, si no que es un objetivo real, que se puede alcanzar, y que está en manos de la ciudadanía.

A diario, por tanto, es el día del voluntariado, aunque aprovechemos el 5 de diciembre para decirlo un poco más alto que de costumbre.

Muchas gracias, compañeras y compañeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s