Una ¿nueva? ética en la actuación de las ONG

Portada de Mucho se está hablando últimamente de transformación en las ONG, especialmente desde que la crisis ha empezado a golpear con virulencia al tercer sector. Hace algún tiempo escribía algunas propuestas de cambio para afrontarla y otros muchos compañeros han hecho lo propio. Entre los más interesantes de los que he leído últimamente están los deseos de César Santamaría para las ONG en 2013 o las reflexiones que viene publicando, desde hace algunos meses, el Observatorio del Tercer Sector.

Ninguno -creo- pensaremos que hemos descubierto la pólvora. Aunque los tiempos cambian, surgen temas y subtemas nuevos, otros pierden relevancia, aparecen matices, etc. la verdad es que hace bastante que se escribe sobre este asunto. En este sentido, por ejemplo, el libro Las ONG en la globalización. Estrategias, cambios y transformaciones de las ONG en la sociedad global, de Carlos Gómez Gil, acaba con un apartado titulado “Una nueva ética en la actuación de las ONG” del que destaco algunos de los “territorios a explorar”, que seguro os suenan:

(…) cada vez resulta más necesario entender y comprender la naturaleza de la nueva sociedad que se abre paso, una sociedad global insertada de lleno en una economía neoliberal pero con nuevas potencialidades en la economía, la política, la intervención social, la creación de redes de solidaridad, la utilización de las redes de telecomunicaciones, la generación de nuevos sistemas de información, la educación o la creación de nuevas alianzas ciudadanas, por señalar algunas de ellas.

(…)

Definir los rasgos más importantes del concepto de solidaridad, de justicia social, de desarrollo (…) desde el compromiso, el rigor y una severa actitud crítica que nunca olvide su labor de denucia de las injusticias sociales, políticas y económicas de los Estados y Gobiernos, que motivan gran parte de los problemas sociales actuales.

(…)

No sustituir los objetivos de transformación social, de crítica y denuncia por los de acaparar más y mayores recursos económicos. La supervivencia económica no puede ser un fin en sí mismo de las ONG, o el fin último de las mismas porque el precio que se paga es el de la dependencia, la sumisión y la pérdida absoluta de perspectiva (…)

Desde luego, no dejarse pervertir a través de imágenes, mensajes o campañas, aunque sea a cambio de más dinero. Por ello, no hay que dejarse halagar por el capitalismo sofisticado a través de complicadas operaciones de marketing. (…)

Diversificar las fuentes de financiación lo más ampliamente posible, buscando siempre una base social suficiente.

Dar la máxima difusión al trabajo que se lleva a cabo, a su gestión, a los programas realizados y a la utilización de todos sus recursos; difundir lo que se hace y explicar cómo se lleva a cabo y para qué.

Actuar de forma conjunta y coordinada con otras ONG, sin sacrificar identidades y diferencias, pero uniéndose para aumentar esfuerzos. (…)

En definitiva, se trata de exigir a estas organizaciones un mayor rigor en su actuación, una severa actitud crítica con las injusticias sociales y unas nuevas pautas éticas en su conducta, que sitúen al ser humano, a la persona, como el eje de sus actuaciones en una sociedad cambiante como la actual.

Para terminar, un sólo dato: esto se publicó en el año 2004, hace casi 10 años.

Los datos del libro son los siguientes: Carlos Gómez Gil (2004) Las ONG en la globalización. Estrategias, cambios y transformaciones de las ONG en la sociedad global. Icaria, Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s