La responsabilidad de saber

Una reflexión interesante: ¿tenemos sólo derecho a saber o también la responsabilidad?

¿Qué cosas hay que saber? ¿Qué conocimientos son “indispensables para ir por el mundo”? Hablamos del derecho a conocer, pero… ¿tenemos el deber de conocer ciertas cosas? ¿Hasta qué punto tenemos derecho, por ejemplo, a ignorar que cada día 24.000 personas mueren de hambre o de enfermedades relacionadas con el hambre? ¿O que el consumo desmedido de recursos está condenando decenas de ecosistemas de nuestro planeta a la desaparición y decenas de países a la pobreza? ¿O que cada año se distribuyen 16.000 millones de balas al mundo, dos por cada ser humano? ¿O que hoy en día todavía hay 200 millones de esclavos en todo el mundo? ¿Tenemos derecho a no saberlo y a ignorar nuestra parte de responsabilidad en estas injusticias? ¿Podemos ignorar cuáles son las acciones que nosotros y nuestros gobiernos podríamos emprender para solucionarlas?

El conocimiento es un derecho y un privilegio, pero hay casos en que también es un deber. No podemos dar la espalda a la injusticia, hay que combatirla y erradicarla. Y el primer paso para hacerlo es saber que existe, conocer dónde y cómo se produce y cuáles son sus causas y sus soluciones.

La cita es de: Oriol Canosa (2009) Guía de bolsillo para personas inquietas. Intermón Oxfam, Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s