Ciudadanía como proyecto de vida

La ciudadanía, como proyecto de vida, significa un permanente ejercicio de descubrimiento de las injusticias, una comprensión plena de las distintas realidades humanas, una búsqueda de formas de organización y de prácticas para hacer frente a los poderes, lo cual, por supuesto, puede ocurrir a través de toda la variedad de ámbitos posibles: individuales – personales, locales, comunitarios, nacionales y globales. Pero llega, además, a un plano mayor. La ciudadanía es el esfuerzo colectivo y compartido por el cual buscamos -a través de distintas vías- la transformación profunda de las estructuras vigenes para alcanzar el desarrollo de los derechos humanos en su totalidad, para cada habitante planetario.

Podemos afirmar que la ciudadanía es el derecho a ejercer derechos. No es el otorgamiento simple de éstos, sino el derecho que tenemos a buscarlos, a conquistarlos, a desarrollarlos e incluso a transformarlos. No se trata sólo de que nos “den” la ciudadanía, sino de que la ejerzamos haciándola verdaderamente nuestra.

La cita es de: Carlos Aldana Mendoza (2007) La revolución del sentir. Nuestro derecho a transformar el mundo. Intermón Oxfam, Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s