Responsabilidad personal, empoderamiento y conciencia

El economista chileno Manfred A. Max – Neef en su libro Desarrollo a escala humana (Icaria), escrito en 1993, reflexionaba acerca de posibles escenarios de futuro. Planteaba escenarios que iban desde “la extinción total o parcial de la especie humana” hasta “la posibilidad de una gran transición. El pasaje de una racionalidad dominante de competencia económica ciega y de codicia, a una racionalidad basada en los principios de la solidaridad y el compartir”

A continuación concluye con una reflexión sensacional que bien se merece una pausa para pensar. Dice: “Queremos cambiar el mundo, pero nos enfrentamos a una gran paradoja. En esta etapa de mi vida, he llegado a la conclusión de que no soy capaz de cambiar el mundo, ni siquiera una parte de él. Solo tengo el poder de cambiarme a mí mismo. Y lo fascinante es que si decido cambiarme a mí mismo, no hay fuerza policial en el mundo que pueda impedirme hacerlo. La decisión depende de mí, y si quiero hacerlo, puedo hacerlo. Pero el punto fascinante es que si yo cambio puede ocurrir algo en consecuencia que conduzca a un cambio en el mundo. Pero tenemos miedo de cambiar. Siempre es más fácil intentar cambiar a los otros”.

(…)

Tenemos que ser plenamente conscientes del gran poder que tienen nuestras decisiones individuales, que agregadas son las que permiten transformar la realidad. El empoderamiento de uno mismo es un regalo que nos podemos hacer a nosotros mismos y esto empieza tomando conciencia en nuestros actos diarios. Saber que nuestras decisiones no son estériles y que acarrean consecuencias. Y tanto si estas consecuencias son buenas o malas, tiene un gran valor que seamos conocedores de ellas.

(…)

El problema es que aunque el poder esté en nuestras manos son tantas las manos que éste se atomiza de tal forma que a cada uno de nosotros le toca una minúscula porción. De ahí la importancia de la frase de Max – Neef cuando dice “que si yo cambio puede ocurrir algo en consecuancia que conduzca a un cambio en el mundo”. La clave está en entender que para cambiar el mundo se debe cambiar el conjunto, pero no podemos hacerlo desde ahí sino desde el individuo, donde debe originarse todo.

La cita es de: Xavi Teis (2011): Cómo cambiar el mundo con tu dinero. Alternativas a la banca convencional. Icaria, Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s