¿Dónde ingreso mi donativo? Sobre las ONGD y la banca (ética y no ética)

dinero

Parece que la posibilidad de hacer un donativo mediante una transferencia bancaria va perdiendo peso entre las opciones de colaboración que ofrecen las ONGD. Cada vez más, los donativos puntuales se gestionan a través de PayPal, pasarelas de pago propias, etc.

No obstante, no son pocas las que mantienen la opción de la transferencia, concretamente el 55% de las que pertenecen a la Coordinadora de ONGD – España. Antes de que esta opción desaparezca, he querido hacer un análisis de los bancos a través de los que las organizaciones te ofrecen esta posibilidad de colaboración. Para ello he revisado las páginas web de las organizaciones que forman parte de la citada plataforma (exceptuando coordinadoras autonómicas).

Como decía, el 44,7% de ellas no indica una cuenta para ingresar donativos en su web. Entre las que sí la ofrecen, el banco estrella es el Santander (30,2%), seguido de CaixaBank (27,6%), BBVA (15,8%), Popular (14,5%) y Bankia (13,2%). Triodos, el único banco ético que aparece, sólo es una opción para tres organizaciones (3,9%).

Os dejo la información en un gráfico:

grafico bancos

Y también en una nube de palabras:

nube

Como podréis observar, la nube huele poco a ahorro responsable. Recordemos al respecto, por poner un ejemplo, lo que se recogía en un material de la campaña Derecho a la Alimentación. Urgente:

Los bancos operan con los fondos que sus clientes les confían buscando obtener beneficios. Para ello invierten en diferentes empresas y actividades, utilizando productos financieros muy variados y complejos. Quizás no somos conscientes de que la entidad bancaria en la que hemos depositado una cantidad de dinero a plazo fijo está utilizando nuestro dinero durante el término de ese plazo en inversiones relacionadas con armamento, o en industrias extractivas que están teniendo un negativo impacto medioambiental en países en desarrollo, o en inversiones de carácter especulativo con productos alimentarios básicos,…

Aunque no estemos de acuerdo con ello, queramos o no queramos, nuestro dinero sirve a intereses muy diversos dependiendo de la entidad bancaria y/o del tipo de inversión que elegimos. Probablemente en la mayoría de los casos ni siquiera somos conscientes de ello; simplemente, al entrar en la operativa habitual de nuestro sistema económico y financiero, colaboramos con muchas de estas iniciativas de una forma acrítica.

(…)

Como se ha podido ver en los últimos años, las cuestionables prácticas de determinados operadores financieros provocaron una crisis financiera de enorme magnitud que ha contribuido a la crisis económica que estamos viviendo. El afán de lucro desmedido unido a la utilización incorrecta -en muchos casos maliciosa- de determinados productos financieros ha generado enormes beneficios para pocos y terribles pérdidas par la mayoría.

Y recordemos también, por poner algunos ejemplos, las campañas Banco Santander sin Armas, CaixaBank sin Armas y BBVA sin Armas, el informe Evolución de la banca armada en España, los desahucios, las preferentes, casos de especulación de alimentos y un largo etcétera.

Es evidente que las ONGD necesitan recursos para hacer su trabajo y que probablemente utilicen cuentas en esos bancos porque, al ser los mayoritarios entre la población, facilitan el donativo, o incluso puede que lo hagan porque los sistemas de gestión de esas entidades son mucho más cómodos y ágiles que los de la banca ética.

Pero también es verdad que (o al menos esa es mi opinión) las ONGD deben ser un referente ético y crítico en la sociedad y que nada debería ir en contra de esos principios y valores. Soy de los que piensa, además, que todo comunica y educa (o des-educa) y que trabajar con un banco cuyas prácticas son más que dudosas desde el punto de vista ético y moral, en parte, legitima sus prácticas. Además, manda a la sociedad un mensaje de que nos vale lo que hacen y que, además, no se puede cambiar porque no hay alternativas

Pero sí las hay. Os invito, por tanto a que, desde la crítica constructiva, pidáis  a vuestra ONGD que cambie de banco. En la web Finanzas Éticas, por poner un ejemplo, hay mucha información interesante al respecto.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Dónde ingreso mi donativo? Sobre las ONGD y la banca (ética y no ética)

  1. Pingback: Las coca-colas de Ramón Espinar y el consumo responsable | Development needs citizens

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s